Con la mira puesta en la pospandemia, American Express realizó un estudio sobre los nuevos comportamientos de los argentinos en torno a los viajes. De allí surge que el principal temor de los potenciales viajeros ante la chance de viajar al exterior es quedarse varado.

Según una encuesta realizada por la tarjeta entre sus clientes de alta gama, si bien el el 79% declara que se siente seguro al viajar, al indagar cuáles son los principales temores el 90% contesta que teme a no poder regresar al país a causa de cambios en las habilitaciones para los vuelos.

«La falta de certezas sobre aspectos administrativos vinculados a viajes en pandemia es la mayor preocupación de los encuestados», precisa el estudio. En un segundo nivel, con un 35% de respuestas, aparece el temor a contagiarse de Covid.

Hace dos meses, cuando el Gobierno empezó a aplicar restricciones para los vuelos que llegan a Argentina desde el exterior, llegó a haber 40.000 personas varadas. Hoy y pese a que se aumentó la cantidad de viajes autorizados se estima que quedan unas 5.000.

Quienes regresan del país están obligados a testearse varias veces y a hacer una cuarentena de una semana. La última modificación en este sentido fue el anuncio de que a partir del 20 de septiembre la cuarentena no será obligatoria para los que hayan viajado por motivos laborales. Y desde el próximo lunes podrán ingresar turistas chilenos y uruguayos.

Nuevos comportamientos

El estudio de Amex apunta que «el deseo de viajar está más presente que nunca, pero lo que cambia en este contexto son las preocupaciones y los valores de los viajeros, que ahora buscan propuestas que les brinden seguridad y confianza ante imprevistos, y los motiva aliviarse del stress a través de pequeñas escapadas, conectarse con la naturaleza y disfrutar de sus afectos».

Estas conclusiones surgen del estudio “Nuevos comportamientos en viajes y experiencias. Los argentinos y la nueva concepción del bienestar y el disfrute”, realizado por Neuronal para el relanzamiento de The Platinum Card. 

Para reforzar esta sensación de seguridad a partir de hoy la tarjeta Platinum dejará de ser de plástico y pasará a ser de metal, con nuevos beneficios para sus socios. Para acceder a una tarjeta Platinum se requiere un piso de ingresos de $ 305.000 brutos.

Entre este segmento de consumidores ABC1, que ocupan el decil más alto de la pirámide socioeconómica, el 35% manifiesta que durante la pandemia pudo ahorrar para futuros viajes, mientras otro 30% destinó el excedente de sus ingresos a remodelar y acondicionar sus hogares. 

De acuerdo al estudio, el principal motivo de ahorro de los encuestados sigue siendo viajar apenas se pueda (43%).De hecho, el efecto Covid ha provocado que hoy las prioridades pasen por altos estándares de limpieza (100% de los encuestados), revisar las políticas de cancelación (96%) ante la eventualidad de nuevas restricciones de circulación; y contratar un servicio de seguro y asistencia al viajero (91%).

Este relanzamiento de Platinum prevé sumar más beneficios para los usuarios, con doble puntaje en los consumos realizados en moneda extranjera y acceso a 23 salas exclusivas en aeropuertos de distintas ciudades del mundo, entre otras ventajas.

AQ