“El déficit de 2019 se mantuvo en niveles de 2015 (3,6% contra 3,7% del PBI). Lo que hicieron fue ajustar (3 puntos del PBI) el ‘gasto’ (salud, educación, infraestructura, jubilaciones, etc). ¿Para qué? Para pagar intereses de la deuda (lo único que creció), que financió la fuga”, sostuvo la economista, quien reforzó su argumento con un cuadro detallando los números fiscales del periodo.

En efecto, según un informe de Proyecto Económico, en base a datos publicados por la Secretaría de Hacienda del Ministerio de Economía, Macri mantuvo el déficit fiscal total, que pasó de 3,7% del PIB (2015) a 3,6% (2019). La “trampa” de Sandleris consiste en no contabilizar el déficit financiero, es decir, tomar sólo en consideración el déficit primario, sin adicionar la parte del gasto que se explica por el pago de los intereses de la deuda, que crecieron fuertemente durante el periodo 2015-2019. Con ese fuerte incremento en el déficit financiero, el gobierno de Juntos, sólo pudo mantener constante el déficit heredado de 2015, a costa de un importante ajuste en el gasto del Estado, que achicó de 24,4% (2015) a 21,3% del PIB (2019), lo que le permitió recortar el déficit primario. De haberse mantenido los niveles de inversión pública que tenía el Estado durante la administración de Cristina Kirchner, el déficit en 2019 hubiera duplicado al de 2015. En cambio, gracias al ajuste sobre el gasto, pudieron mantenerlo constante, pero con un sensible cambio en su composición: menos “salud, educación, infraestructura, jubilaciones, etc.” y más “intereses de la deuda (lo único que creció), que financió la fuga”.

Por último, Vallejos relacionó las declaraciones de Sandleris con las “burradas” que dijeron, la semana pasada, Macri y la exgobernadora María Eugenia Vidal, quienes eludieron responsabilidades por el endeudamiento del país durante sus gobiernos en el período 2015 – 2019.

“Sobre la deuda, que digan Macri o Vidal las burradas que vienen diciendo, era esperable (mintieron en campaña y cuando gobernaron, no tendrían por qué cambiar)… pero que usted, como economista, no tenga un mínimo decoro intelectual, desprestigia la profesión. Recapacite”, instó Vallejos, mientras expuso un gráfico donde puede observarse, en base a datos de la secretaría de Finanzas, cómo creció la deuda total de la administración pública nacional y, en particular, cómo aumentó en más de 100.000 millones de dólares la deuda en moneda extranjera en los 4 años de gobierno de Mauricio Macri.