A la hora de acudir a una entidad financiera, es muy común leer conceptos como «tasa activa», «tasa pasiva», entre otros. En el caso de la tasa activa, es la tasa de referencia de interés que reciben los intermediarios financieros de los usuarios por los préstamos otorgados. Es decir, en el caso de la tasa activa del Banco Nación, es el dinero que recibe dicho banco por prestar dinero.

¿Cuál es la tasa activa del Banco Nacion 2022?

Como mencionamos al comenzar la nota, la tasa activa del Banco Nación es la tasa activa de referencia que recibe el banco por prestar dinero.

En el caso del Banco Nación, no solo tiene importancia para los clientes de esta entidad, sino también para los clientes de otras entidades. Esto se debe a que la tasa activa del Banco Nación suele ser una referencia para otros bancos o entidades financieras.

Dependiendo del tipo de operación esta varía, por ejemplo, la tasa efectiva anual para descubiertos en cuenta corriente no solicitado de forma previa es del 210,17%, mientras que la financiación a 30 días asciende a un costo financiero total de 145,41%.

Por otra parte, la tasa activa fijada por el Banco de la Nación Argentina tiene gran importancia ya que sirve como dato para el otorgamiento de préstamos, además que suele ser usada en algunos casos de instancias judiciales.

La tasa activa del Banco Nación tiene una gran importancia en instancias judiciales

La tasa activa del Banco Nación tiene una gran importancia en instancias judiciales

¿Qué es la tasa activa del Banco Nación?

En pocas palabras, la tasa activa del Banco Nación es la tasa de interés que este banco cobra por realizar distintas operaciones. En esta línea, el Banco Nación tiene distintos tipos de tasas activas, es decir, una tasa de referencia para cada producto y/o servicio.

Por ejemplo, el Banco Nación tiene una tasa activa de referencia para préstamos personales y otra para refinanciación del saldo de la tarjeta de crédito.

¿Cómo se calcula la tasa de interés activa?

Para calcular la tasa de interés activa, el banco suele tener en cuenta su tasa pasiva (como, por ejemplo, el interés ofrecido por depósitos a plazo fijo) más los costos asociados, como por ejemplo un cálculo del costo de sus empleados, y su ganancia.

Por este motivo, siempre la tasa de interés activa de un banco o entidad financiera es ampliamente superior a su tasa pasiva.

¿Qué es la tasa pasiva y cuál es su relación con la tasa activa?

A diferencia de la tasa activa, la tasa pasiva es aquella tasa que abonan las entidades financieras por el dinero que capta el público, es decir, la tasa que el banco u entidad financiera abona por recibir el dinero de las personas como es el caso de las cajas de ahorro.

a

La tasa pasiva es la que abonan las entidades financieras por captar dinero del público

Cabe aclarar que el nombre de tasa activa y tasa pasiva hace referencia a que esta última hace referencia al porcentaje que deben pagar los bancos y entidades financieras por el dinero que reciben de las personas, ya que este forma parte de los «pasivos» del banco. Es decir, es el dinero que pertenece a los ahorristas y, por ende, el banco les «debe» dicho monto.

En cambio, la tasa activa es aquella que cobra el banco por prestar dinero a sus clientes. Su nombre se debe a que este dinero forma parte de los activos del banco.

Por este motivo, cuando suben las tasas de intereses de referencia, en colocaciones como un plazo fijo a 30 días, aumenta considerablemente el costo de solicitar un préstamo.

Por este motivo, si bien incrementar las tasas de interés para operaciones como un plazo fijo a 30 días puede incentivar a las personas a dejar de consumir y, por el contrario, invertir su dinero disminuyendo la inflación, también en paralelo genera que tomar crédito sea extremadamente costoso y que se disminuya la inversión en empresas o emprendimientos.

¿Qué tipo de tasas de interés existen?

Existen muchos tipos de tasas de interés, pero nos centraremos en aquellas que resultan más relevantes para el usuario medio. Si bien en internet existen muchas plataformas que nos permiten hacer el cálculo de la tasa de interés de una inversión o crédito, también se puede hacer de forma manual aplicando algunas sencillas fórmulas.

Interés nominal anual

El interés nominal anual es la cantidad de dinero exacta que podemos obtener por colocar el dinero en un instrumento financiero de renta fija o por realizar un préstamo.

La tasa de interés

La tasa de interés nominal anual es aquella que se obtiene a un plazo determinado por realizar una operación económica

Por ejemplo, en el caso de un plazo fijo, si la tasa nominal anual es del 75%, entonces el interés nominal anual será de $75.000, ya que: 100.000 x 75 / 100 = 75.000.

Interés nominal mensual

Por otro lado, el interés nominal mensual será la ganancia nominal que obtendríamos en un mes. Para calcularlo, hay que obtener la tasa nominal mensual que surge de dividir por doce la tasa nominal anual.

Si la TNA es de 75%, entonces la tasa nominal mensual será 6,25%, por lo que el interés nominal mensual alcanzará los $6.250 en caso de invertir $100.000.

Interés efectivo anual

Por último, el interés efectivo anual será el beneficio económico de realizar esta misma inversión a un año, pero reinvirtiendo los intereses mensuales.

Para conocerlo, hay que aplicar la fórmula de capitalización compuesta, la cual es:

capital x (1 + tasa de interés) ^ plazo de tiempo.

Si el capital inicial es $100.000, la tasa nominal mensual es del 6,25% y el plazo es de doce meses, entonces el interés efectivo anual será de $107.025, aproximadamente, ya que: 100.000 x (1 + 0,0625) ^ 12 = $207.025