Cuando quedan sólo cuatro ruedas para las primarias legislativas, el mercado sigue haciendo su apuesta por los activos argentinos. A contramano de los principales índices de Wall Street, que abrieron este martes en baja, las acciones argentinas que cotizan en la Bolsa de Nueva York anotan una nueva suba, de más de 6%.

En cambio, los bonos en dólares se toman un respiro de las recientes mejoras y operan en baja, a excepción del AL35D, que gana 2,5%. El riesgo país, que mide la banca JP Morgan anota una nueva caída y se ubica en los 1.484 puntos.

Al igual que en ruedas anteriores, son los papeles de bancos y energéticas los que más atraen a los inversores. Central Puerto encabeza las subas, con un salto de 6,4%. Lo siguen los bancos Francés, Macro y Galicia, que ganan 6%, 5,6% y 5,5% respectivamente.

Sin impulso de los mercados de referencia, en la City se vuelcan a creer que las subas están relacionadas con un «trade electoral». En la plaza local, el índice Merval avanza 2,5%, traccionado por la mejora del papel del Banco Francés, que trepa 5,7%. Si se lo mide en dólares, la suba del Merval es de 1,5% para ubicarse en torno a los US$ 451. Esto implica una suba de 23% en la moneda estadounidense desde que comenzó 2021.

El mercado apuesta a que el oficialismo salga debilitado en las urnas el domingo próximo, lo que podría obligar a la coalición gobernante a hacer un «giro al centro» y encabezar distintas medidas de reordenamiento macroeconómico. Un pronto acuerdo con el Fondo Monetario es una de las claves que los inversores consideran impostergables.

La mirada de los inversores no está puesta en los próximos meses sino en lo que pueda pasar en los dos años restantes del gobierno de Alberto Fernández. «Es un trade de mediano plazo», explicó a este diario un analista financiero. «La apuesta es de cara a 2023: algo similar a lo que ocurrió entre 2013 y 2015, cuando las acciones volaron», sumó. En las PASO de 2013, el Merval en dólares cotizaba a US$ 420 y finalizó el año en torno a los US$ 600.

En este sentido, Javier Timerman, fundador de AdCap, señaló: «La economía esta claramente rebotando mas agresivamente de lo esperado y puede darse un escenario opuesto al de las Paso en 2019. Un llamado de atención al gobierno este domingo puede generar apetito al riesgo argentino y facilitar no solo el acuerdo con el Fondo si no la instrumentación de cualquier plan de estabilización».

«El mundo ha sido inundado de liquidez y en un contexto de tasas negativas y precios de las materias primas altos hay muchos que no se preguntan si hay que comprar argentina sino cuándo«. dijo Timerman.

NE