En plena explosión de la virtualidad, en la Argentina no solo se duplicó la cantidad de unicornios en lo que va del año, sino que muchas nuevas startups  siguen cosechando jugosas inversiones.  

Es el caso de Osana Salud, una plataforma tecnológica argentina que, según sus mentores, Andrés Lawson y Jorge López, fue ideada para «transformar la forma en la que las personas acceden a los cuidados de su salud».

Esta empresa, dedicada a desarrollar infraestructura tecnológica para la industria de la salud, anunció el cierre de su ronda de inversión Serie A por más de US$ 20 millones.

La inversión estuvo liderada por General Catalyst -inversor de Airbnb, Stripe, Snapchat, entre otros- con la participación de Quiet Capital, Addition y Preface Ventures. Esto se suma a la ronda de capital semilla no anunciada, lo que totaliza US$ 26 millones recaudados en el 2021.

“Nuestro propósito es empoderar a los financiadores y efectores de la salud para crear una nueva experiencia en la prestación del servicio; una con mayor conveniencia, mejores resultados y mejor uso de recursos. Estamos construyendo una nueva capa de infraestructura tecnológica abierta, interoperable y estandarizada que permite brindar una experiencia cercana, empática y de clase mundial al paciente, mientras agregamos e interconectamos el flujo de información a lo largo de toda la cadena de valor”, comentó Lawson, CEO y Fundador de Osana Salud.

Andrés Lawson, CEO y fundador de Osana Salud.

Andrés Lawson, CEO y fundador de Osana Salud.

La plataforma tecnológica de Osana está orientada a que las empresas del sector puedan crear soluciones y servicios de salud innovadores, escalables y empleando un menor tiempo de desarrollo, describen en la startup.

“En una región donde el 50% de las personas no tiene acceso a una atención médica de calidad, la tecnología es fundamental para reducir el costo de prestar el servicio y así democratizar el acceso a la salud para millones de personas”, explica el fundador.

Segun el directivo, la firma genera soluciones para más de seis millones de pacientes en la Argentina, junto con sus clientes, financiadores, prestadores y laboratorios de la industria de la salud.

Con respecto al destino del capital recaudado, los fondos se van a utilizar para triplicar el tamaño de la empresa, según los planes de los emprendedores. El próximo paso es la contratación de más de 200 personas en la región, en forma completamente remota.

En las búsquedas abiertas actualmente apuntan a sumar desarrolladores, ingenieros de software, y profesionales especializados en desarrollo del negocio.

A partir de la nueva inyección de capital, además, la empresa está en vías de abrir nuevas oficinas en Sao Paulo y Ciudad de México en los próximos meses.

Para las empresas de plataforma tecnológica de la región, como es el caso de Osana, la posibilidad de captar nuevos fondos de capital semilla o de riesgo es una tendencia que crece y que se potenció especialmente en el último año.

En este sentido, un reciente estudio del área Deal Advisory de KPMG Argentina mostró que la financiación de capital de riesgo global aumentó 4%, a US$ 300.000 millones en 2020, y el capital se enfocó en industrias como la salud, educación, finanzas y comercio minorista, que migraron sus ofertas de servicios en línea como resultado de la pandemia global.

En lo que va de 2021, hubo seis firmas que se convirtieron en unicornios en la Argentina: Vercel, Mural, Aleph, Bitfarms, Ualá y TiendaNube.

A mediados de agosto, Ualá logró recaudar US$ 350 millones y Tiendanube otros US$ 500 millones, y fueron valuadas en US$ 2.450 y US$ 3.100 millones, respectivamente. Muy por encima del valor de íconos nacionales, como YPF (US$ 1.740 millones).

NE