La empresa exportadora fruti-hortícola San Miguel consiguió hoy más de US$ 50 millones de financiamiento, a través de la emisión de una Obligación Negociable (ON) vinculada a la sustentabilidad. La colocación, en la que participó el banco Santander fue, la primera en su tipo en la Argentina.

A partir de este instrumento la empresa se compromete a alcanzar un 66% de energía renovable sobre el total del consumo de energía eléctrica demandada en el Complejo Industrial Famaillá, en la provincia de Tucumán, en un plazo de 12 meses a partir del 30 de septiembre de este año, generando un ahorro promedio de 6.300 toneladas de dióxido de carbono (CO2) por año.

San Miguel y el Santander emitieron un comunicado conjunto sobre la colocación del bono en el mercado financiero -conocido en inglés como Sustainability Linked Bond (SLB)- y adjudicado por US$ 50.006.468.

San Miguel es la compañía líder del Hemisferio Sur en producción y distribución de cítricos frescos y alimentos procesados, procedentes de diversos orígenes (Argentina, Uruguay, Sudáfrica y Perú) para abastecer a clientes en más de 80 países.

«Anunciar la primera emisión en Argentina de este tipo de bono corporativo nos llena de orgullo. La sustentabilidad atraviesa nuestro modo de producir, la calidad de nuestros productos, el vínculo con nuestros colaboradores, clientes, accionistas, proveedores y con las comunidades de las que formamos parte»,  sostuvo Juan Massot, director global de Estrategia y Finanzas de San Miguel.

Por su parte, José Bandin, head de Corporate and Investment Banking de Santander Argentina, señaló: «Estamos orgullos de acompañar a las compañías en su proceso de crecimiento, en la búsqueda de alternativas de financiamiento que sean responsables con el medio ambiente».

«Tan solo en el primer semestre del año el conjunto de nuestras operaciones de deuda corporativa tuvo un incremento de 47% frente al mismo período del año anterior, cifras que reflejan el interés por este tipo de instrumento», agregó Bandin.

Los SLB son bonos cuyas características financieras y/o estructurales varían en función de si el emisor logra objetivos de sustentabilidad ya que la empresa se compromete con mejoras futuras explícitas dentro de un cronograma predefinido.

En línea con lo que establecen los Principios de Bonos Vinculados a la Sostenibilidad, FIX (filial Argentina de Fitch) proporcionará una verificación independiente sobre el marco -en términos de principios- de este tipo de bonos.

A su vez, la verificación del cumplimiento de los objetivos se hará de forma anual, contando con un reporte del auditor independiente, Price Waterhouse, quien realizará la validación de los resultados obtenidos en el Objetivo Sostenible.

Esta emisión se enmarca en la estrategia de sustentabilidad de la compañía tucumana que comprende un plan a 10 años para reducir la huella de carbono, a partir del uso de energías renovables y la conservación de más de 6.000 hectáreas de bosque nativo.

Con esta colocación, Santander también reafirma su compromiso y consolida su liderazgo en el segmento: sólo en el primer semestre participó en 32 emisiones por más de $ 122.000 millones, representando 79% del total del mercado de bonos corporativos.

AQ