La misma tendencia siguió Ethereum, la segunda criptomoneda más importante, que acumula una pérdida del 24% desde el colapso de FTX, así como también Cardano (20,9%), Litcoin (17,2%) y Solana, la más afectada, con una caída del 59% en el mismo período.

Causas del nuevo cripto crash

Uno de los principales exchanges de criptomonedas, TFX, parecía irse a la quiebra luego de que empezaran a correr rumores de que estaba financiando con tokens propios otra empresa de su CEO. Las dudas sobre los manejos del capital de la empresa provocaron retiros masivos por parte de los usuarios, que fueron suspendidos posteriormente por la misma compañía. Ante esta situación, Binance barajó comprarla, considerando que estos retiros impactarían negativamente sobre todo el sistema cripto. Sin embargo, horas después canceló la compra al conocer el agujero de liquidez de FTX, superior a los u$s7.000 millones. Ignacio Carballo, Crypto & Alternative Finance Lead en AMI, analizó: “La decisión de Binance de comprarlo adquiriendo la competencia, confirmaba el estado marginal y de decadencia de FTX, y para peor, dio marcha atrás después de conocer el agujero de liquidez que no estaba dispuesto a afrontar. Si efectivamente FTX financió a Alameda, es un fraude financiero que debe ser dictaminado por la Justicia. Lo que sí sabemos es que esto impacta en todo el mundo cripto, llevando a Bitcoin a su menor valor en dos años”.

Expectativas hacia adelante

El último crash desatado por el colapso FTX se suma a las sostenidas pérdidas que viene acumulando el mundo de las criptomonedas a lo largo de 2022. A pesar de que el criptoinvierno ya había ocurrido en 2018, período en que la moneda digital se desplomó 80% de su valor y tocó un mínimo de u$s3.100, lo adicional en la crisis actual es que el mundo de las criptomonedas se está viendo afectado por el clima global de aversión al riesgo. Este fenómeno es nuevo, ya que en los años anteriores el precio del Bitcoin no necesariamente estaba correlacionado con los mercados internacionales, pero en el último tiempo se sumaron cada vez más inversores institucionales a las monedas digitales.

El asesor financiero Santiago Amat sostuvo al respecto que “el aumento de la tasa de interés de Estados Unidos impacta negativamente en los activos de riesgo, principalmente, en las criptomonedas, dado que cotizan en mercados altamente volátiles”. Sin embargo, agregó: “En el mercado de criptomonedas hay mucha adopción a pesar de las caídas de mercados. Cada vez más empresas trabajan con criptomonedas, se realizan más pagos y son usadas como refugio de valor. Creo que la crisis financiera actual es un escenario muy típico en el mercado, dado que después de un halving, los inversores comienzan a tomar ganancias, por lo tanto, se empiezan a liquidar posiciones y baja el precio. Este proceso hará que hasta 2024 no veamos recuperación ni nuevos máximos”.

Asimismo, el economista Sebastián Cordero señaló que “las criptos con mayor capitalización y estructura más grande, seguramente se recuperen más rápido”. “Siguiendo las estadísticas de cómo han sido las tres etapas anteriores poshalving, estamos en un momento donde tradicionalmente el precio cae. Lo que se espera es que comience una recuperación en los próximos meses y de cara al halving (reducción de la cantidad de nuevos bitcoines generados por bloque) de 2024 veamos una mayor entrada de capitales”, consideró.

Por su parte, Carballo advirtió que “es imposible predecir un escenario, dado que un exchange top five como FTX caiga de esta manera impacta de forma muy negativa, incluso si llega a conseguir solventar su liquidez para pagar a los usuarios, la crisis de credibilidad ya fue desatada”.