En julio de este año, 4,5 millones de monotributistas se beneficiaron luego de que el Senado aprobara por unanimidad la ley de Alivio Fiscal para monotributistas y autónomos. En contexto con la situación inflacionaria, se actualizaron los montos y ascendió el tope de las facturaciones para mantener las categorías. Tras esta medida, se estima que la reducción en el cobro de impuestos fue de casi $67.000 millones.