El Gobierno llega a las PASO con los depósitos en dólares estabilizados en los bancos en torno a los US$ 16.400 millones. Si bien esta variable parece «bajo control», porque desde que empezó el año se mantiene el mismo nivel, visto en perspectiva muestra la profundidad del impacto de la crisis cambiaria de los últimos dos años.

En las anteriores PASO, en agosto de 2019, los depósitos en dólares totalizaban US$ 30.625 millones. El salto del dólar después de las últimas primarias presidenciales y el temor de los ahorristas a nuevos controles había hecho que al momento en que Alberto Fernández llegara a la Casa Rosada, ya hubieran caído más de 64%.

En la «era Fernández», los depósitos dolarizados tuvieron un pico en enero de 2020, que coincide con una suba estacional para los bancos, cuando alcanzaron los US$ 19.040 millones.

Pero lentamente comenzaron a desinflarse y, a pesar de que la pandemia ayudó a cortar la sangría, debido a que las limitaciones para circular y las nuevas formas de atención en los bancos desalentaron muchas veces a los ahorristas a extraer el dinero de sus cajas de ahorro, no consiguieron recuperar ese nivel.

Incluso hubo dos meses de fuerte salida de billetes verdes de los bancos durante el año pasado: de septiembre a noviembre del 2020 se fueron más de US$ 2.648 millones de las entidades a parar «bajo el colchón». A medida que la brecha cambiaria logró salir de la zona máxima de 130% y al ritmo de mayores restricciones a la compra de divisas, los depósitos se fueron normalizando.

«Los depósitos privados en dólares se mantuvieron sin grandes cambios , con una suba de 0,7% real con respecto al mes anterior. El mes de agosto fue el sexto con crecimiento. El promedio de depósitos mensuales se mantiene en US$ 16.054 millones durante los primeros ocho meses de 2021″, explicaron en la consultora LCG. Si se toma el promedio en el que cerraron en diciembre, los depósitos en moneda extranjera se recuperan US$ 1.289 millones desde que empezó el año.

Los bancos que más tienen​

Actualmente, la mitad del stock de los bancos se concentra en depósitos en las cajas de ahorro dolarizadas y el 50% restante dividido en plazos fijos, aún cuando la tasa anual que pagan los bancos por estas cuentas es casi ínfima, y cuentas corrientes. Estos depósitos están practicamente ociosos: las entidades sólo pueden prestar en moneda extranjera a los sectores vinculados con la actividad exportadora que garanticen el repago en la misma moneda.

Según la consultora 1816, los bancos que más dólares guardan de los argentinos son el Santander, el Nación y el Galicia. Los dos primeros atesoran US$ 2.314 millones y US$ 2.094 millones, respectivamente. En tanto, el Galicia posee, con datos a marzo de este año, unos US$ 1.904 millones en sus cuentas.

Cada una de las entidades maneja perfiles distintos de negocios: mientras en las dos privadas, la mayoría de sus depósitos en dólares están en las cajas de ahorro, en la banca pública concentra buena parte de los dólares de sus ahorristas en las líneas de plazo fijo.

AQ