Inflación

La salida de Martín Guzmán del Ministerio de Economía y la endeblez de las variables macroeconómicas del país llevaron a que la inflación alcanzase cifras récord en más de 25 años. Lentamente, el índice que tocó cifra de 7% mensual comenzó a bajar, pero aún se ubica en valores elevados.

“Tuvimos un pico de inflación del 7% en julio. Ahora se viene ubicando en 6%. Estamos esperando que la inflación vaya reduciéndose paulatinamente”, dijo Pesce en diálogo con el programa Rayos X de Radio 10 y agregó que de acuerdo a las metas que maneja la entidad monetaria “estamos esperando es una desaceleración de la inflación en los próximos meses”.

Respecto a lo que proyectan para el 2023, el economista dijo que, según expresa el Presupuesto, el objetivo es “poder alcanzar una inflación del 60 o menos”.

Devaluación

Más allá del compromiso de reducir la inflación, la oposición y sectores del empresariado local presionan para que el Gobierno lleve adelante un programa de ajuste severo sostenido en base a una devaluación. Sin embargo, el titular del BCRA descartó de plano que este en los planes.

“Hay reclamos de shock pero sabemos las consecuencias que tiene esto”, expresó Pesce y sostuvo que es necesario atravesar esta situación crítica “evitando un ajuste que no es necesario”.

“Vienen reclamando un ajuste desmesurado, que hagamos caer el salario real y el gasto público. Estamos tratando de evitar esa situación”, dijo para luego agregar que se están usando “todos los recursos para evitar una devaluación brusca con las consecuencias que esto tiene sobre el salario real y las jubilaciones”.

Exportaciones y obra pública

Por otro lado, el economista reconoció que el problema del país tiene que ver con la escasez de divisas, algo que consideró como “un problema estructural”.

“Veníamos de un problema estructural de escasez de divisas en nuestro país. Estábamos exportando u$s60 mil millones que era un corsé al crecimiento desde 2011, donde crecíamos un año si y uno no. Esa racha se rompió en 2018 donde caímos también en el 19 y 20 con la pandemia”, explicó.

Si bien en los últimos dos años esa situación cambió, también apareció una nueva dificultad. “Ahora estamos exportando casi u$s90 mil millones millones de dólares y la dificultad que nos apareció fue el aumento del precio de la energía que nos generó un problemón. De importar u$s3 mil millones pasamos a importar u$s11 mil millones”, manifestó.

Pese a ello, dejó en claro que tales dificultades “se van a superar con infraestructura porque está en construcción el gasoducto Néstor Kirchner y el oleoducto transandino y sabemos que la restricción energética y tiene solución en unos años”.

Dólar Qatar

La falta de dólares llevó al Gobierno a aplicar nuevas restricciones para el acceso a las divisas. El objetivo es garantizar que la moneda estadounidense este disponible para importaciones clave, que permitan sostener la actividad económica y generar exportaciones.

Para ello, se pusieron nuevas limitaciones, entre las que se encuentran el mencionado Dólar Qatar. Se trata de la aplicación del impuesto a los bienes personales y de percepción de ganancias a las operaciones con tarjeta de crédito en el exterior.

Al respecto, Pesce adelantó que desde la aplicación de los primeros cambios en los últimos meses hasta la reciente actualización “la baja del gasto en turismo en el exterior ha sido fuerte” y lo puso en cifras: “La caída fue de más de 100 millones de dólares mensuales”.

Swap y FMI

Por último, se refirió a la negociación que llevará adelante el presidente Alberto Fernández con su par chino, Xi Jinping, respecto a la aplicación del SWAP.

“Hemos tenido consultas de empresas mineras, de hidrocarburos y de producción industrial chinas que están pidiendo usar el yuan como monedas de inversiones aquí y no usar otras divisas”, manifestó Pesce y agregó que en ese contexto “tiene un rol fundamental el SWAP de monedas”.

Durante la visita a Indonesia, Fernández dialogara con el presidente de China para acordar la utilización de dicho mecanismo. “Lo que va a trabajar el presidente con Xi Jinping es que esas inversiones chinas tengan garantías y puedan realizarse en yuanes”, puntualizó.

Además, señaló que también buscarán que el FMI revise su política de sobrecargos para las tasas de los programas de Facilidades Extendidas. “Hay una discusión de fondo que tiene que ver con los plazos de financiamiento de los programas de Facilidades Extendidas y los sobrecargos, que es un problema que no solo tiene argentina sino también Egipto, Pakistán y otros países”

“se espera que mediante el diálogo el Fondo no aplique ese tipo de sobrecargo, que termina perjudicando a los países miembros”, concluyó.