“El comportamiento del sector continúa reflejando buenos resultados como consecuencia del trabajo y el compromiso que asumieron las terminales en aumentar los volúmenes de producción, y eso se ve reflejado también en la presencia de los vehículos nacionales en las ventas internas que alcanzaron la participación más alta sobre el total en lo que va del año”, señaló Daniel Herrero, presidente de ADEFA.

“Hay que destacar que tanto producción como exportación, los principales pilares de nuestra industria, muestran volúmenes superiores a los registrados en el período pre-pandemia (2019)”, acotó.

Los principales destinos de los envíos al exterior fueron Brasil (64,2%), América Central (7,8%), Chile (6,7%), Perú (6,3%) y Colombia (5%).

En términos anuales, la producción trepó 48,5% y las exportaciones se dispararon 83,3%. Por el contrario, las ventas a concesionarios se contrajeron 8% interanual.

En el acumulado de los primeros ocho meses del año, las terminales automotrices produjeron 263.877 unidades, lo que marcó un salto del 97,5% respecto del mismo período de 2020.

Mientras tanto, entre enero y agosto, se exportaron 155.991 vehículos, es decir, 104,1% que el año pasado, y las ventas mayoristas aumentaron 28,1% hasta las 222.864 unidades.