La performance reciente permitió igualar los montos registrados cuatro años atrás (enero-julio de 2017), gracias al incremento del 87,5% en el volumen embarcado.

Según la posición arancelaria, los productos del rubro más colocados en el exterior fueron: “los demás de algodón” (US$ 3,4 millones, principalmente medias) y camisas de hombre del algodón (US$ 2,2 millones).

La CIAI precisó que la colocación de productos locales en otros países sufrió un fuerte retroceso en 2018-19, que se profundizó en 2020; ese año las exportaciones hasta julio apenas pasaron los US$ 8,2 millones.

La cámara remarcó además que los envíos al exterior de prendas de vestir en lo que va del año ya sobrepasan los niveles prepandemia y se ubicaron 7,6% por encima del mismo lapso de 2019.

La tendencia favorable se acentuó en julio, mes en que se anotó un aumento interanual de 78,5% en el valor exportado, con un total de US$ 3,1 millones, mientras el volumen de envíos fue 60,1% superior.

“Vale resaltar que desde 2017 que no se registraba ventas externas superiores a US$ 3 millones en un mes”, indicó la CIAI.

Añadió que para los próximos meses se espera que “continúe la tendencia, con niveles de ventas externas en recuperación respecto de 2020”.

De todos modos, los niveles de ventas de indumentaria al exterior se encuentran todavía muy por debajo de los años anteriores: el promedio de exportaciones de enero-julio de 2008-15 fue de US$ 48,1 millones.