Las estimaciones entre 14 analistas locales y extranjeros arrojaron también un avance promedio del 6,4% para el IPC de octubre.

El alza de precios en octubre habría estado «empujada por el impacto de (productos) regulados, la vestimenta y la aceleración de los precios de alimentos, particularmente en las últimas semanas», expresó Isaías Marini, economista de la consultora Econviews.

Por su parte, el economista de Empiria Consultores, Jerónimo Montalvo, explicó que la inflación «mantiene la inercia en torno al 6%, a lo que se le sumarían en el mes de octubre aumentos programados de tarifas de servicios públicos».

Las proyecciones de los analistas oscilaron entre un avance mínimo y máximo de 5,6% y 7%, respectivamente, para el IPC del décimo mes.

Según la media del último Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) del Banco Central proyecta la inflación en 2022 en 100%, 0,3 puntos porcentuales menos que lo proyectado en el relevamiento anterior.

Por su parte en septiembre, último dato informado por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), el país acumula una inflación interanual del 83%.

«Aunque noviembre suele ser un mes con menor estacionalidad, creemos que el piso de 6% se quedará corto y proyectamos que el año cerrará con una inflación anual de 101,5%«, añadió Marini.

En la tercera semana de octubre la suba de precios de los alimentos promedió 1,89%, acelerándose 0,26 puntos porcentuales respecto la semana anterior, según un relevamiento privado.

Plazos Fijos: ¿El Banco Central sube la tasa?

El martes 15 de noviembre se conocerá el índice de precios de octubre. Si fuera del 6,5%, la inflación de los últimos 12 meses sería del 88,0%. La tasa de plazo fijo debería subir como mínimo al 78,0% anual, esto nos dejaría una tasa efectiva del 112,9% anual. Al cierre del día viernes la letra de Tesorería con vencimiento en el mes de enero rendía una tasa interna de retorno del 112,5% y la que vence en febrero el 117,7% anual, con lo cual no sería improbable una suba de la tasa que hoy está en el 75,0% anual, y pasaría al 78,0% anual, una suba de 3,0% según sostuvo el analista Salvador Di Stéfano.