Cuando se aprobó, en abril de 2021, la suba a $ 150.000 del piso a partir del cual se paga el Impuesto a las Ganancias, el Gobierno ya sabía que iba a quedar desactualizado. Así, la ley -además de un ajuste anual automático en enero- permite que solo por este año haya otra suba de ese mínimo, que el Gobierno ya anticipó que será a partir de los haberes de septiembre.

Es que la inflación hizo que se reabrieran muchas paritarias y esas subas seguramente provocarán que algunos asalariados que quedaban afuera del impuesto, empiecen a tributar

Para evitar eso, a fines de agosto, ingresó al Congreso un proyecto de ley que estipula un ajuste extraordinario que llevaría en los próximos meses el monto de la remuneración bruta mensual exenta de los $ 150.000 actuales a $ 180.000. 

Si no se modifica la ley 27.617, un trabajador que antes de la recomposición salarial percibía una remuneración mensual promedio de hasta $ 150.000, y por consiguiente no abonaba el impuesto a las Ganancias, luego de la suba de su remuneración pasará a pagar. 

Impuesto a las Ganancias iaraf casos soltero salario

Impuesto a las Ganancias iaraf casos soltero salario

Según un trabajo que realizó la consultora IARAF, para un trabajador soltero, sin hijos, si la recomposición le incrementase el sueldo promedio mensual bruto de $150.000 a $160.000 (6,66%), pasaría a tributar $ 5.889 mensuales, o sea un 4,1% de su remuneración mensual neta.

Si el ajuste lleva su ingreso bruto de $ 150.000 a $ 170.000 (suba salarial del 13,33%), el impuesto sería de $ 12.741 mensuales (8,4% de su remuneración neta) y si el incremento llevara el promedio hasta los $ 180.000 (20% de aumento), el monto mensual del tributo sería $ 16.970, lo que supone un 10,6% del ingreso neto del trabajador.

Para el caso de los trabajadores que pueden deducir cónyuge y dos hijos, los efectos serían similares, aunque atenuados por las mayores deducciones que pueden computar, agrega el trabajo. En estos casos, el impuesto se quedaría con una proporción que está entre el 12% y el 35% del monto en que aumenta el salario, según el acuerdo paritario que se alcance.

Cómo quedaría el Impuesto a las Ganancias si el trabajador recibe aumentos. Fuente: IARAF

Cómo quedaría el Impuesto a las Ganancias si el trabajador recibe aumentos. Fuente: IARAF

«Los ejemplos desarrollados muestran la importancia de ajustar los valores establecidos en la Ley 27.617, para que los trabajadores con ingresos cercanos al tope originalmente fijado, no vean licuado una parte significativa del reajuste salarial logrado para tratar de compensar los efectos de la inflación sobre sus ingresos, por la obligación de pago del impuesto a las ganancias», concluye el informe de IARAF.

NE