En el Mercado de Cañuelas hubo alzas del 30 por ciento y afirman que en carnicerías y supermercados puede haber saltos de 300 pesos por kilo.

El precio de la carne vacuna podría mostrar alzas de entre 300 y 400 pesos por kilo en los próximos días, en las góndolas de supermercados como en los mostradores de carnicerías. Sería un consecuencia esperable tras el aumento que ya se está observando en el valor de la hacienda en pie para faena, según afirmaron distintas fuentes de la cadena cárnica.

En las últimas jornadas, en el Mercado de hacienda de Cañuelas se observaron saltos de hasta el 30 por ciento en el precio de algunas categorías, sobre todo para los animales de buena calidad y terminación, que no es lo que abunda en este momento. En la mañana del miércoles, los novillitos y vaquillonas lograron precios corrientes de 450 pesos por kilo y topes de 465, mientras que los novillos llegaron a corrientes de 420 pesos.

Se trata de un rebote que ya todos esperaban en el sector, en función de que el precio de la hacienda para faena, y también de la carne en el mostrador, llevan un año perdiendo terreno contra la inflación. Durante 2022, según el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna (Ipcva) el precio promedio de la carne aumentó un 42 por ciento mientras que la inflación para los alimentos fue del 94 por ciento. Por su parte la hacienda en pie perdió un 40 por ciento de su valor real en los últimos ocho meses.

Sigue la sobroferta pero repuntó la demanda de China

La explicación a este fenómeno, que ofrecen distintos espcialistas del sector ganadero, es que por efecto de la sequía los productores necesitaron sacar a los animales de sus campos y se generó una sobreoferta. Además, en los últimos meses de 2022 el mercado externo se vio afectado por las restricciones impuestas por China ante los rebrotes de Covid-19, por lo que la demanda se vio debilitada.

El primer factor continúa vigente, a pesar de las lluvias del fin de semana. Los campos están con poco pasto y los camiones jaula siguen llegando en cantidad a los mercados y ferias ganaderas del país.

Pero en el segundo aspecto se observan cambios importantes que pueden explicar en parte el rebote anticipado de los valores de la hacienda. Según explica el analista Ignacio Iriarte, tras la liberación de las restricciones sanitarias China ya está volviendo a demandar grandes cantidades de carne, y el resto del mercado internacional está reaccionando en consecuencia. Los precios de cuota Hilton aumentaron 15 por ciento en el último mes y se proyecta que alcance los 11.000-12.000 dólares la tonelada en el corto plazo.

Entonces, los exportadores, aunque nunca se retiraron el mercado local de hacienda, están participando con más intensidad y eso hace que, a pesar de la abundancia de oferta, se siente con más fuerza la presión de la demanda.

Habrá que seguir de cerca las etiquetas en góndola para ver si ese salto en el precio de la hacienda se traslada proporcionalmente en el precio al público, y si los consumidores están en condiciones de convalidar nuevos valores.

En ese contexto, habrá que ver si vuelve a caer el consumo de carne roja, que se venía recuperando tras tocar pisos promedio de 47 kilos anuales por habitante a mediados de 2022, 

Mirá también