La fuerte volatilidad es una característica implícita en el mercado de las criptomonedas y se ve reflejado en los vaivenes de su cotización. Ayer, por ejemplo, pasó de una fuerte ganancias a una caída de más de 10%, que se refuerza este miércoles con un descenso de más de 8%, perdiendo así la marca de los US$ 50.000 y ubicándose nuevamente en el terreno conocido de los US$ 46.000.

La bonanza de los últimos días fue atribuido al debut del Bitcoin en El Salvador, que el martes fue adoptaba de forma oficial y como moneda legal, siendo el primer país del mundo en hacer algo así tras la aprobación del proyecto el pasado mes de junio. Pero el impulso duró poco y lo mismo que la hizo subir, provocó el fuerte descenso del criptoactivo más famoso después.

El retroceso alcanzó el martes un máximo de  16% y la mayoría de criptodivisa se contagiaron y registraron caídas importantes también. Para lo analistas, el impacto era esperado: mientras que en junio la aprobación era más una declaración de intenciones sin mucha más repercusión, la puesta en marcha produjo fuertes movimientos.

«En el mundo de las inversiones hay una máxima que indica que debe comprarse con el rumor y venderse con la noticia, es por esto que muchas veces una empresa presenta resultados excelentes y, para sorpresa de muchos, tiene una fuerte baja en su cotización», cuenta a Clarín, Gonzalo Pereyra Sáez, analista técnico de Mercados financieros y creador de la Academia Sé diferente.

Y en ese sentido, explica que «en el caso de las criptomonedas vimos un ejemplo claro, las manos fuertes, los que tienen mucho poder de fuego, inundaron el mercado de órdenes de venta, lo que llevó la curva de precios hacia abajo, haciendo saltar los stop loss de los operadores o liquidando las posiciones apalancadas, provocando un efecto dominó, donde las ventas superaron ampliamente a las órdenes de compra».

La adopción del bitcoin como moneda de curso legal en El Salvador se vio frustrada a las pocas horas de su lanzamiento, después de que el gobierno tuviera que desactivar su app de almacenamiento y que se desplomara el precio global.

Fue el propio presidente de El Salvador, Nayib Bukele, quien anunció vía Twitter esa desconexión temporal para lograr atender la demanda de la aplicación móvil que permitía operar con bitcoin en este país.

Mientras colapsaba la billetera salvadoreña, el precio global de bitcoin caía hasta 17% a u$s 43.119 antes de recuperarse para cotizar un 10% por debajo. Coinbase, la bolsa de criptomonedas estadounidense, también presentó problemas técnicos que retrasaron o cancelaron las transacciones de algunos clientes.

Este miércoles, Bukele volvió a tuitear pidiendo paciencia si la página para comprar bitcoin no funciona.

Los economistas y la comunidad financiera internacional criticaron la iniciativa de El Salvador, que además es impopular entre los salvadoreños y provocó masivas marchas como signo de protesta.

SN