En la fase previa a las elecciones el Banco Central destina en promedio US$ 100 millones diarios a controlar el precio de los distintos tipos de dólares y mantener al tipo de cambio en el rango conveniente para que ceda la presión sobre los precios.

En lo que va de esta semana el Central destinó US$ 340 millones a abastecer la demanda del mercado, ante una oferta que empieza a ralear tras el fin de la fase de alta liquidación por parte del agro.

Así esta intervención de la autoridad monetaria en el Mercado Unico y Libre de Cambios (MULC) promedia los US$ 85 millones diarios esta semana.

A esto hay que sumar las divisas que el Central utiliza para comprar y vender bonos con los que intervenir en el mercado de los dólares financieros -contado con liqui o CCL, que permite sacar divisas del país, y el MEP, la operatoria para comprar divisas en la bolsa porteña-.

En este último ítem se le van entre US$ 15  millones y US$ 20 millones cada día, según las estimaciones del mercado. De este modo, en la recta final hacia las PASO, el Central consume US$ 100 millones para mantener a la divisa como ancla inflacionaria.

Este viernes el dólar mayorista cotiza a $ 97,88, cinco centavos por encima del jueves, y avanza 32 centavos en la semana. Mientras el Gobierno levanta levemente el pie del freno para que el tipo de cambio oficial suba siete centavos más que la semana pasada, el dólar blue se recupera y sube un peso. Cotiza a $ 182 y ubica la brecha en el 85%.

Con esto el blue cierra su cuarta semana cotizando en un rango de $ 180,50 a $ 182. Esta estabilidad del informal, que históricamente tiende a mostrase más volátil en la previa de las elecciones, se relaciona en parte con la distancia de 11 pesos que le sacó al dólar ahorro, que se vende a $ 170 en el promedio de los bancos.​

Esta brecha de 11 pesos hace que para los pequeños ahorristas que buscan dolarizarse sea más conveniente comprar el dólar ahorro que ir al blue. Esto invierte la ecuación que se daba en el primer semestre, cuando el blue era el más barato del mercado.​

A esto se suma que la intervención del Central en el segmento de los dólares financieros los vuelve más convenientes que el blue. Con las sucesivas restricciones el mercado del CCL quedó dividido en dos circuitos. En el segmento «oficial» cotiza a $ 172,8, un alza de 1,2% que probablemente al final del día -cuando intervenga el Central vendiendo para evitar que se escape- ronde los $ 171.

Pero como este segmento tiene muchas restricciones para las empresas, se potencia otro circuito, el SENEBI, donde los privados negocian entre sí, sin intervención oficial. Si bien allí el precio es más alto -ronda los $ 176-, sigue siendo hasta cinco pesos más barato que los $ 181 del dólar blue.

Cae el riesgo país​

El riesgo país, el indicador de JP Morgan que mide la sobre tasa que debería pagar Argentina para endeudarse, sigue cayendo este viernes. Cede 0,2% y llega a 1477 puntos básicos. En los tres días hábiles que van del mes bajó 2,8%, lo que lo lleva a niveles que mostraba hace casi tres meses. De todos modos, el riesgo país sigue estando 7,7% por encima de los 1400 puntos que exhibía al comienzo del año.

Del lado de las acciones, la jornada vuelve a mostrar pérdidas como ocurrió en las tres últimas ruedas. El Merval cae 0,5% y en Nueva York las acciones argentinas cotizan mayoritariamente a la baja, con retrocesos de hasta 4% para IRSA.

AQ