El Banco Central (BCRA) consiguió frenar una racha de 5 jornadas consecutivas que se extendieron desde el martes 17 hasta el 24 de enero donde tuvo que vender unos 200 millones de dólares en el segmento mayorista. Pero la preocupación de los principales analistas del sistema financiero local y de Wall Street es que, pese a ello, no logró frenar la suba del dólar blue que llegó al récord de los $381 y tampoco los dólares financieros alternativos.

Por ese motivo el gran interrogante es qué hará el directorio del BCRA en su reunión de este jueves en caso que esta situación se mantenga. 

¿Se decidirá por una suba de la tasa de interés de política monetaria? Esta tasa que paga el Central a los bancos por la renovación de las Leliq en la actualidad llega al 75 % nominal anual. La última suba se produjo el 15 de noviembre pasado luego que se conociera el dato del IPC mensual de octubre que fue del 6,2 %.

Pero desde la semana pasada las autoridades del BCRA han realizado movimientos sobre otras tasas de interés del mercado financiero que pueden servir para dar algunos indicios sobre el futuro de la política de tasas de interés.

Se modificó el esquema de tasas 

El martes pasado luego que el ministro de Economía, Sergio Massa, anunciara la recompra de un 15% de bonos en dólares por parte del BCRA, la autoridad monetaria subió la tasa de Pases Pasivos del 70 al 72% nominal anual.

En ese contexto el BCRA decidió elevar la tasa de Pases Pasivos a un día 200 puntos básicos (pbs), de 70% de TNA (TEA de 101,2%) a 72% (TEA de 105,3%), modificando el esquema de tasas por primera vez desde mediados de septiembre. 

El BCRA consiguió frenar una racha donde tuvo que vender unos u$s200 millones en el segmento mayorista pero no logra frenar al blue

El BCRA consiguió frenar una racha donde tuvo que vender unos u$s200 millones en el segmento mayorista pero no logra frenar al blue

De esta manera, el spread con la LELIQ de 28 días (TNA de 75% y TEA de 107,35%) se redujo a 300 pbs en TNA y 205 pbs en TEA, mínimo de la gestión Pesce (el diferencial mínimo anterior en TEA había sido 494 pbs el 13/11/20). Considerando que, tras este retoque, el Tesoro también elevó la tasa de interés de la LEDE corta (260 pbs).

Lo paradójico es que hace tan solo una semana, el jueves 12 de enero antes de la publicación del dato de inflación de diciembre, se debatía en el mercado sobre si era momento de un recorte de tasas.  

Disciplinar a inversores

Hay que recordar que desde que Massa asumió como ministro, al BCRA no le tembló el pulso para aplicar fuertes ajustes de tasa para disciplinar a los inversores (800 pbs el 28/07, 950 pbs el 11/08 y 550 pbs el 15/09). Por lo tanto no habría que descartar una suba en la tasa de interés de las Leliq desde su actual  nivel del 75 % nominal anual. Como antecedente también hay que destacar que el BCRA subió la tasa de pases pasivos que paga a los bancos del 70 al 72 % nominal anual la semana pasada.

A esto se sumó que este lunes en un nuevo intento por reducir la huida de los inversores hacia la compra de dólares financieros volvió a aumentar los rendimientos de los instrumentos en pesos. 

Esta vez, la autoridad monetaria decidió elevar el coeficiente al que los Fondos Comunes de Inversión (FCI) pueden suscribirle Pases Pasivos a 1 día de 75% a 95%. 

Por lo tanto las FCI pasan a colocar de una tasa nominal anual (TNA) de 54% lo que significa una tasa efectiva mensual (TEA) del  71,5%) en el BCRA a una nominal del 68,4% o efectiva 98 %. 

 desde que Massa asumió como ministro, al BCRA no le tembló el pulso para aplicar fuertes ajustes de tasa para disciplinar a los inversores

Desde que Massa asumió como ministro, al BCRA no le tembló el pulso para aplicar fuertes ajustes de tasa para disciplinar a los inversores

Mejora de rendimiento para los Fondos Común de Inversión

Un reciente estudio de Portfolio Personal Investment señala que esto implica para el mercado financiero que en menos de una semana, los FCI lograron mejorar sus rendimientos en unos  1.590 puntos básicos o en de 2.900  en tasa efectiva en caso de capitalizarse los intereses.

«Como resultado, se espera que el stock de Pases en manos de FCI en el BCRA, que en lo que va de enero venía promediando apenas $741 millones (de un stock de Pases totales de $2,16 billones), se incremente fuertemente y con una perspectiva histórica, vale recordar que, en la turbulenta transición presidencial de 2019, los Pases Pasivos de FCI colocados en el BCRA llegaron a representar 75,2% del total el 14/11/19″ explicita el informe.

Por ahora, con estos movimientos del BCRA, queda flotando en el mercado la sensación de que una suba de la tasa de LELIQ sea el próximo paso si el BCRA no puede contener la suba del precio de los dólares financieros en los próximos días. Lo cierto es que con esta suba en los rendimientos de corto plazo el BCRA mejora sustancialmente la tasa promedio de los depósitos de la economía. 

«El problema es que desaparece el incentivo por ir  a plazos más largos y por otra parte se recorta el castigo de estar invertido en el corto plazo.  Constituir un Plazo Fijo a 30 días a 75% de TNA para un minorista o, mucho más, a 69% para un mayorista (BADLAR) ya no es tentador como lo era antes dada la  reducción de spread entre plazos. Por lo tanto existe la posibilidad qué haya un desarme de los Plazo Fijos«, agrega el informe. 

Las últimas subas de la tasa de interés

La última vez que el BCRA subió la tasa de política monetaria fue el 15 de noviembre pasado luego de conocerse la inflación mensual récord del 6,2 % de octubre.

En ese entonces el Directorio de la entidad elevó en 550 puntos básicos la tasa de política monetaria. De esta forma, la tasa de interés nominal anual de las Letras de Liquidez (Leliq) a 28 días pasó de 69,5% a 75%. 

La última vez que el BCRA subió la tasa de política monetaria fue el 15 de noviembre pasado

La última vez que el BCRA subió la tasa de política monetaria fue el 15 de noviembre pasado

También simultáneamente, y para aumentar el incentivo al ahorro en pesos, el BCRA elevó los límites mínimos de las tasas de interés sobre los plazos fijos de personas humanas, estableciendo el nuevo piso en 75% nominal anual para las imposiciones a 30 días hasta 10 millones de pesos. 

Para el resto de los depósitos a plazo fijo del sector privado la tasa mínima garantizada se establece en 66,5% nominal anual. 

Objetivos y Planes

En Objetivos y Planes para el año pasado  el BCRA informó que comenzaba a dejar atrás el periodo de políticas excepcionales generado por la pandemia y retomaba los lineamientos enunciados en enero de 2020. 

En ese sentido, ahora se ajusta la estrategia con el objeto de establecer un sendero de tasa de interés de política de manera de propender hacia retornos reales positivos sobre las inversiones en moneda local y de preservar la estabilidad monetaria y cambiaria. Al mismo tiempo, las nuevas tasas permitirán consolidar la estabilidad cambiaria y financiera y potenciar la acumulación de reservas internacionales.

Te puede interesar

Lo que se debe considerar a la hora del análisis es que el sector bancario es el principal aliado del Gobierno a la hora de refinanciar la deuda en pesos, y jugó sospechamos un papel importante en el último canje de deuda del primer trimestre.