El año pasado, Alibaba vendió 540.300 millones de yuanes (u$s76.100 millones) y muchos esperaban ver si la empresa y otros detallistas podrían alcanzar juntos el récord de ventas de un billón de yuanes.

Junto a su gran rival en la industria del comercio de internet, en 2021 alcanzaron los 889.000 millones de yuanes (139.400 millones de dólares), una cifra que supera el Producto Interior Bruto de países como Puerto Rico, Cuba o Ecuador.

Pero Alibaba dijo el sábado en un comunicado que los resultados de este año estaban «en línea con los del año pasado pese a los desafíos macroeconómicos y el impacto del Covid-19», sin dar detalles. Agregó que unas 290.000 marcas participaron en 2022, con niveles diferentes de descuentos.

La firma de investigación Syntum dijo el viernes que plataformas como Alibaba y JD.com tuvieron ventas combinadas por 262.000 millones de yuanes entre las 20 del jueves y las 14 del viernes.

La fecha, que comenzó como una fiesta de consumo desenfrenado impulsado por el fundador de Alibaba, Jack Ma, ha bajado de intensidad los últimos años en medio de los controles de Pekín sobre las plataformas comerciales y el declive en la cobertura de los medios estatales.

Los consumidores también se han ajustado el cinturón ante la persistencia de la estrategia de cero Covid de Pekín, que ha provocado cortes salariales y afectado las cadenas de suministros.

El nombre de la fecha es una celebración de la soltería inspirada por los cuatro unos, 11/11, por realizarse el 11 de noviembre.

Alibaba deberá presentar la próxima semana su informe de beneficios a sus accionistas.