La secretaría de Comercio Interior, Paula Español, se refirió hoy a la advertencia de la Mesa de Enlace sobre posibles acciones de protesta y ceses de comercialización por la extensión de las limitaciones a las exportaciones de carnes, y señaló que «no están dadas las condiciones ni hay razón» para tales medidas, al tiempo que convocó al diálogo a la entidad.

«Me parece que no están dadas las condiciones ni hay razón para tener este tipo de medidas», expresó Español esta mañana en dialogo con una señal informativa, tras lo cual los convocó para «trabajar en conjunto» con el objetivo de «mejorar la producción y la productividad del sector», y «cuidar que la carne llegue a todos y todas al precio que corresponde».

«Los convocamos a seguir trabajando en medidas estructurales importantes que nos permitan pensar en un Plan Ganadero y una solución estructural para el sector», añadió.

Las entidades agropecuarias que componen la Mesa de Enlace anunciaron ayer en una conferencia de prensa que pondrán a consideración de los productores «diferentes acciones» de protesta, entre ellas, un nuevo cese en la comercialización.

De modo similar, el Consorcio de Exportadores ABC también manifestó su rechazo a la decisión adoptada por el Gobierno, al considerar que «agravará los efectos depresivos sobre la actividad que, por el momento, se han visto amortiguados por operaciones pendientes y la formación de stocks».

Las posibles medidas responden a la decisión del Gobierno nacional a través de la resolución conjunta 7/2021 del Ministerio de Desarrollo Productivo y su par de Agricultura, de prorrogar hasta el 31 de octubre próximo las limitaciones para exportar carne vacuna en un 50% respecto de los despachos concretados en igual período del año pasado.

«Nosotros tenemos la expectativa de que no se llegue a esas medidas», manifestó la funcionaria, y señaló que medidas como las propuestas «terminan afectando a todos».

Español subrayó las consecuencias que traerían las medias de fuerza tanto al propio sector «que no produce, no vende y no puede hacer su negocio», como a los consumidores al haber una «menor oferta de carne» y un consecuente «impacto en los precios».

A su vez, la secretaria de Comercio Interior justificó la medida adoptada por el Gobierno de extender las limitaciones a las exportaciones de carne, ya que las mismas, según Español, estaban logrando los objetivos propuestos, especialmente en referencia a su precio de venta al consumidor

«Se contuvo el precio de la carne efectivamente en el mes de julio y se mantiene esta misma tendencia?, indicó Español.