“El lanzamiento de nuevos programas como Ahora 18/30 impulsaron las ventas en cuotas y permitieron recuperar los saldos. Estos planes tienen la particularidad que acercan al mundo de la financiación a sectores de la población que son remisos a tomar préstamos para abonar sus compras, pero el incentivo de las cuotas sin interés y el mayor plazo ejercen un poderoso atractivo en aquellos que buscan ganarle a la inflación”, explicó Guillermo Barbero, socio de First Capital Group.

Según la consultora algunos usuarios de tarjeta de crédito reportaron problemas a la hora de efectuar pagos en cuotas. “Todos los bancos le ponen más foco a la parte de riesgo crediticio, entonces en los últimos meses ante la poca certidumbre sobre cómo va a evolucionar la economía y los salarios, han mantenido prudencia a la hora de incrementar los límites”, aseguro Barbero.

En diálogo con Ámbito, el Banco Central y los bancos consultados señalaron que «muchos limites se ampliaron por debajo de la inflación, que acumula hasta julio pasado un 51,8% durante los últimos 12 meses, pero también existen casos puntuales en los que ciertas entidades decidieron rebajar los límites, en base a la evaluación crediticia del cliente, que tiene en cuenta la relación ingresos-consumo, la situación de los pagos, entre otros factores».

En cuanto al uso de la tarjeta para operaciones en dólares, se registró una suba interanual del 5,5%, aunque con un comportamiento mensual irregular. En agosto aumentaron un 9,1% respecto al mes anterior pero estos valores no son significativos en función de la totalidad de operaciones del rubro y en relación a los valores que supieron tener en el pasado. “Si comienzan a despejarse las trabas a los viajes internacionales veremos recuperar nuevamente estos saldos, en la medida que el tipo de cambio a utilizarse no esté distorsionado por los impuestos locales”, finalizó.