Conmoción política congela los reclamos del sector

… que, con una producción aún por debajo de los 130 millones de toneladas, sólo un 7,2% superior a la previa, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires pronostica un PBA (Producto Bruto Agrícola) de la campaña 21/22 de u$s42.030 millones (-6,6% respecto al anterior), lo que dejaría unos u$s35.577 millones de exportaciones (-3%), a pesar del significativo aumento en las cotizaciones internacionales de los granos. El descenso relativo se debe a un crecimiento del área total de apenas 2,1%, y a una nueva caída en la producción de soja (la séptima consecutiva y la décima en 15 años) que es la que más aporta tanto en divisas, como en ingresos fiscales, y que llegaría a sólo 44 millones de toneladas, en parte por el estancamiento tecnológico que se registra en la oleaginosa, y que no se está produciendo en los restantes cultivos. Esto, a su vez, consolida en alrededor de 40% la capacidad instalada ociosa de la industria aceitera que a partir de los años 90 se preparó para moler no menos de 60 millones de toneladas. El maíz crecería a 55 millones de toneladas. Durante el lanzamiento de esta nueva campaña lo más novedoso, sin embargo, pasó por el estancamiento y las pérdidas potenciales de producción debido a las políticas aplicadas, y que medido por el Apoyo al Productor (PSE) desde (+) 5 en 1999, se ubica ahora en (-) 23,4, tras picos (negativos) de (-) 51 en 2007, y (-) 46 en 2015. Esto deja a la Argentina como único país con apoyo negativo de todos los competidores contra un máximo de casi 20 en la Unión Europea hasta el (+) 1,5% de Brasil, pasando por el 12 de los EE.UU. “De seguir con las actuales políticas Argentina continuaría perdiendo relevancia, mientras que con reglas de juego favorables podríamos superar las 180 millones de toneladas de granos hacia 2029/30”, se aseguró en la presentación. Otra forma de medir la pérdida relativa fue evidenciada por los volúmenes de exportación desde 2015/16 ya que, mientras Brasil los aumentó 89% y Ucrania 53%, o el Mundo 28%, Argentina apenas los aumentó 21% a pesar de los importantes avances tecnológicos registrados en ese lapso.

Scroll al inicio