En el Consejo del Salario convocado por la gestión de Alberto Fernández, el Gobierno y los representantes de las centrales sindicales y de las cámaras empresariales acordaron una suba del 35%, en siete tramos, para llevarlo en febrero próximo a $29.160. Sin embargo, dado que la inflación superó las expectativas oficiales se adelantó para este septiembre.

En la previa, los gremialistas reclamaron al Gobierno y empresarios un salario mínimo superior a los $45.000, acorde con el costo de la canasta básica de consumo, mientras que los empresarios pusieron reparos a esa cifra.

De momento no está claro de cuánto será el aumento del Salario Mínimo, aunque la voluntad del Gobierno es que esté por encima de la inflación. Se estima que la suba estaría en torno al 10% adicional para 2021.

«Nosotros alentamos la negociación paritaria y creo que con ese mecanismo vamos a lograr que los salarios estén por encima de la inflación», explicó Moroni.

Cabe recordar que hay varios prestaciones sociales que están atadas al Salario Mínimo. Por caso las jubilaciones mínimas, la Asignación Universal por Hijo (AUH) y la Asignación Universal por Embarazo (AUE), deberán ajustar en función del incremento del SMVyM.

Aumento del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias

Por otro parte, se espera el anuncio de elevar el piso del Impuesto a las Ganancias para la cuarta categoría en un 20%, de los $150.000 actuales a $180.000. En lo que hace al salario neto, se pasaría de un piso de $124.500 a uno de $149.400.