La vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca Bocco, aseguró que el Gobierno no tiene «ningún problema» con el sector industrial, sin embargo apuntó contra los empresarios que están mejor con el gobierno de Alberto Fernández, pero igual votan a candidatos de otros partidos.

Luego de que el Gobierno decidiera enviar funcionarios de segunda línea al acto de la UIA por el Día de la Industria, Todesca afirmó que en el Gobierno no tienen «ningún problema con la industria; al contrario, es donde está el corazón de nuestra política».

Pero agregó: «Hay empresarios y empresarias que probablemente les vaya mejor hoy y les vaya mejor con nuestro gobierno, pero igual votan otra cosa».

«Cada uno tiene derecho a votar lo que quiera, pero seamos sinceros en cuál es la política, cuál es el modelo», enfatizó Todesca en declaraciones a Futurock.

El Gobierno plantó a la UIA

Para marcar distancia con la actual conducción de la UIA, la Casa Rosada envió a funcionarios de segunda línea. El Gobierno apareció en actos paralelos, con ausencias que contrastaron la actitud cuando la entidad era dirigida por Miguel Acevedo, que congregaba a casi todo el gabinete y al propio Presidente.

Este jueves enviaron a Ariel Shale y Paula Español, secretario de Industria y secretaria de comercio interior respectivamente.

Como respuesta, la UIA lo colmó de empresarios de la talla de Paolo Rocca y con la cúpula de la CGT encabezada por Gerardo Martínez y Antonio Caló.

«Hay tensiones que amenazan a la industria frigorífica, queremos una Argentina con inversión productiva y crecimiento de las empresas pero nos preocupa lo tributario, que paguemos todos y razonablemente», señaló Daniel Funes de Rioja, presidente de la UIA. Lo precedió el discurso de Shale que se extendió durante una hora.

«Hablaste de certidumbre; queremos concertación con la bandera de la industria», le dijo Funes al secretario de Industria. «Queremos una Argentina que promueva la inversión privada», remarcó.