Año tras año, la consultora Mercer realiza una encuesta entre empresas para conocer cuáles son los porcentajes de incremento salarial que ya dieron y que prevén otorgar a los empleados que están fuera de las paritarias. Y, año tras año, las proyecciones se topan con la realidad argentina, en donde la inflación nunca llega a diciembre con los valores que habían sido estimados en enero.

El 2020, año de la pandemia, fue el único en que finalmente los aumentos que estaban previstos terminaron siendo más bajos que los realmente otorgados. El resto de los últimos años siempre la realidad termina superando las estimaciones iniciales.

Por ejemplo, para 2021, las compañías calcularon que iban a dar un incremento de 40% y terminarán dando un promedio de 46,3%, con picos de 53% en las empresas fintech y pisos de 43% en ingeniería y construcción. Y es que la inflación estimada por el Latin Focus Consensus es de 48,9%. Así, las subas salariales estarán por debajo de las de los precios. Salvo el año pasado, es lo que sucedió también en 2018 y 2019.

Para 2022, las empresas prevén un incremento del 42%, con una inflación anual del 43%, según la consultora presentó este jueves en el marco del Mercer Journey 2021.

“Normalmente, las compañías comienzan su presupuesto para el próximo año en el último trimestre del año en curso y presupuestan incrementos cercanos a la inflación estimada para el año siguiente. Luego, con el devenir de los meses, van ajustándolo y, en algunos casos, ‘corriendo’ contra la inflación. Muy probablemente de acá a unos meses ese porcentaje se modifique en función de cómo vaya evolucionando la inflación”, destacó Ivana Thornton, directora de Career de Mercer.

v 1.5

Aumentos salariales vs. inflación

Tocá para explorar los datos
Tocá para explorar los datos



Fuente: Mercer
Infografía: Clarín

Para la especialista en recursos humanos, una muestra de la volatilidad del contexto y la necesidad de revisar las pautas de incrementos es que las compañías cada vez reparten más los aumentos a lo largo del año.

«Históricamente, en Argentina, se daban dos incrementos, en abril y octubre. Aunque estos meses siguen siendo los más elegidos, hay más empresas que dan tres o más aumentos en el año”, explicó.

Puesto en números, mientras que en 2017 el 80% de las empresas daba dos aumentos anuales, ahora ese porcentaje bajó al 30%.

Sector por sector

La alta demanda en el sector tecnológico y de las fintech -que siempre mantienen posiciones vacantes que no pueden cubrir- se mantienen como los que ofrecen mejores salarios e incrementos.

v 1.5

Aumentos en 2021, por sectores

Tocá para explorar los datos
Tocá para explorar los datos


Industrias


Fuente: Mercer
Infografía: Clarín

En 2021, este grupo dará incrementos salariales por encima de la mediana del mercado del 46,3%. Las fintech prevén otorgar un aumento del 53,2%, mientras que las firmas de servicios financieros darán 50% y las de high tech, 49,5%.

También por encima de la mediana estarán los sectores automotriz/autopartista (48,9%); medios y entretenimiento (48,2%); packaging (48%); energía (47,5%) y logística (46,4%). 

“El crecimiento de esos negocios y la “guerra” por el talento, hace necesario que las compañías en este segmento tengan prácticas de pago más agresivas que en otros sectores. Y esto se materializa, por ejemplo, en los incrementos de salarios. En los últimos 3 años hemos visto a este sector otorgar incrementos mayores a la mediana de mercado general”, agregó Thornton.

Estos datos surgen de la encuesta Spot #3 realizada entre el 9 y el 20 de agosto entre 466 empresas por la consultora.

Mercer también comparó los salarios de un empleado de nivel directivo en Argentina contra sus pares de la región. El país tiene los salarios más bajos medidos en dólares, seguido por México, Brasil, Colombia, Chile y Perú.

Este análisis se complementa con la información de costo de vida y si bien Buenos Aires es la ciudad más barata, la relación entre la diferencia de costo de vida entre las ciudades y la diferencia en nivel de pago entre países no es proporcional, explicó la directiva de Mercer.

NE