El escenario empieza a complicarse luego de que el Gobierno obtuvo el viernes el peor resultado en una licitación de deuda en pesos en casi seis meses

Por iProfesional

24/11/2022 – 07,26hs

Argentina debe pagar una deuda que es cuatro veces mayor al dinero que circula en todo el país

El escenario de deuda local empieza a complicarse para Argentina, luego de que el Gobierno obtuvo el viernes el peor resultado en una licitación de deuda en pesos en casi seis meses, señala Bloomberg.

El Gobierno logró un rollover del 100,1% sobre sus vencimientos. Pero el nivel es bajo si se considera que necesita dinero nuevo para cerrar el programa financiero de 2022.

«Sin duda, la licitación del viernes complicó aún más el panorama«, señaló este martes el jefe de investigación y estrategia de PPI, Pedro Siaba Serrate, en un reporte a clientes. El Tesoro obtuvo 165.800 millones de pesos frente a vencimientos de 164.200 millones de pesos.

«La próxima licitación será más desafiante«, agrega el economista jefe de Banco Galicia, Diego Chameides. A fin de este mes vencerán 260.000 millones de pesos, de los cuales la mitad corresponde a un bono vinculado al dólar. Entre las opciones que tiene el Gobierno para descomprimir el panorama se baraja que ofrezca títulos cortos o un swap con una variedad (o «canasta») de opciones de bonos, «que le permita pasar, al menos en parte, la pared de vencimientos de 2023», dice Chameides.

Argentina debe afrontar pagos por 17 billones de pesos hasta octubre de 2023, un monto que es cuatro veces más alto que el total del dinero en circulación de la economía argentina.

Argentina debe pagar una deuda que es cuatro veces mayor al dinero que circula en todo el país

Argentina debe pagar una deuda que es cuatro veces mayor al dinero que circula en todo el país

En tanto, sigue la migración desde el peso argentino hacia el dólar. El peso paralelo llamado «contado con liquidación», que rige para la compra-venta de títulos en el mercado de capitales, se debilitó más de un 9% desde el 1 de noviembre y ya está en los 334 por dólar.

¿De dónde vienen los pesos que hoy presionan a la moneda local? Los traders creen que buena parte de estos salieron del desarme de bonos en pesos que se ve en el mercado y que abastece con liquidez el propio banco central. Pero en las tesorerías de los bancos empiezan a observar cada vez más de cerca el movimiento en los plazos fijos de empresas y ahorristas.

Te puede interesar

Estos ahorros bancarios, que crecieron con fuerza tras el alza de tasas que hizo el banco central hasta el mes de octubre, empezaron a mostrar una desaceleración a partir de los primeros días de noviembre, precisamente cuando la dolarización tomó impulso. En los próximos días, los plazos fijos serán el termómetro para determinar si la dinámica puede tornarse peligrosa. Y para interpretar, también, si la tasa que promueve el banco central sigue siendo tan atractiva como para evitar un nuevo salto en la brecha cambiaria.