El Presidente Alberto Fernández dijo este miércoles al diario La Nación que un acuerdo con el Fondo Monetario estaría próximo a celebrarse. «Estamos cerca», respondió el mandatario sobre la negociación entre la Argentina y el organismo multilateral.

El presidente no explicó ni aclaró los detalles del programa. Argentina hizo un pedido en 2020 para firmar un plan de Facilidades Extendidas para renegociar la deuda de unos US$ 45.000 millones que deberá empezar a devolver ya desde este mes. Eso fue en octubre del año pasado. Desde entonces las negociaciones se han estancado con motivo de las elecciones.

Según La Nación Fernández reveló que el aspecto clave para cerrar el programa es que el FMI finalmente acepte bajar las sobretasas que cobra a los países deudores del organismo. “Para nosotros es una condición sine qua non”.

Semanas atrás Clarín contó que en la Casa Rosada confían un anuncio en ese sentido antes de los comicios. Así Argentina obtendrá del FMI un guiño en la negociación de la deuda por parte del organismo, aceptando bajar la sobretasa de interés que cobra a los países que adeudan dinero prestado.

Esto ha despertado lecturas divergentes. Según fuentes al tanto de la negociación, la aceptación por parte del organismo de reducir los costos no es sinónimo de alcanzar un acuerdo de Facilidades Extendidas (un programa que se firma a 10 años y requiere reformas estructurales). Pero dentro del Gobierno dicen que podría haber un anuncio para octubre al respecto. Y esta posibilidad podrá estar detrás del rally en las acciones y bonos en las últimas semanas según algunos analistas del mercado.

A lo largo del año el Gobierno mostró una actitud zigzagueante con la negociación. Por un lado, el ministro de Economía, Martín Guzmán, y el presidente del Banco Central, Miguel Pesce, se pronunciaron a favor de cerrar un programa cuanto antes. Ambos entienden que es la major manera que tiene la Argentina de blindarse ante volatilidades cambiarias a medida que se acerquen las elecciones. El blue alcanzó los $ 187, el valor más alto del año.

Del otro lado, La Cámpora se mostró crítica de alcanzar un acuerdo con el FMI a diez años. Y pidió una extensión del plazo. Así se manifestaron desde Cristina Fernández en marzo de este año, hasta Oscar Parrilli y Fernanda Vallejo en el Congreso.

Finalmente, también a lo largo del año, fueron recurrentes las declaraciones de mandatarios y representantes de potencias extranjeras a favor de que Argentina muestre finalmente un plan «sólido» ante el FMI y se decida a negociar. Según fuentes al tanto de la negociación, una mirada que prima dentro del organismo es que el gobierno argentino aún no decidió qué programa desea implementar.