Así lo expresó al encabezar una reunión de la Comisión Interministerial Permanente de Facilitación del Transporte Aéreo en el Centro Cultural Kirchner, con el fin de coordinar el diálogo entre todos los actores del sector aeronáutico, para la reactivación del transporte por vía aérea.

Bajo la coordinación de la ANAC, que ejerce la Secretaría Permanente del comité, participaron de ese encuentro -que se desarrolló ayer- las autoridades y representantes técnicos del Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (ORSNA), Policía de Seguridad Aeroportuaria, Empresa Argentina de Navegación Aérea (EANA), Migraciones, Senasa, Aduana, Servicio Meteorológico Nacional, Sanidad de Frontera, Terminal de Cargas Argentina, Aeropuertos Argentina 2000, Aerolíneas Argentinas, Intercargo e Interpol.

«La última vez que se reunió esta Comisión de manera regular se estimaba un promedio diario de alrededor de más de 3.600 millones de pasajeros internacionales arribados por avión y gestionados en los aeropuertos», dijo Tamburelli.

En tanto resaltó que el más reciente informe del Consejo Internacional de Aeropuertos (ACI) pronosticó el mes pasado que se habrán perdido 5.000 millones de pasajeros aéreos en todo el mundo, respecto de las previsiones realizadas previo a la pandemia.

«Sin embargo, gracias al esfuerzo de todos pudimos en este año y medio sostener el sistema aeronáutico», insistió.

Además, Tamburelli destacó que ,»a medida que la aviación se reconstruye, cobra más importancia para reconectar el mundo, armonizado tanto a nivel nacional como regional, y basado en el riesgo para poder recuperar los vuelos, pero garantizando no ya solamente la seguridad operacional y la seguridad contra ilícitos, sino también ahora que sean sanitariamente seguros».